Si de redes sociales hablamos, en segundos se nos vienen a la mente Twitter, Facebook, Pinterest, Instagram, como las plataformas gratuitas más populares que cualquier pyme agroindustrial o agropecuaria puede gestionar para generar una conexión más cercana con su público objetivo.

Quizás la palabra gratis haga confundir e imaginar que el engagement con la marca, utilizando el social media marketing, forma parte de algo natural, básico y rápido de alcanzar. Pero nada se logra sin tesón, sin dedicarle horas de asesoramiento profesional al lado de cada post.

Realmente, me hubiese gustado que alguien me aconsejara o solo me indicara algunas claves para acelerar el proceso de edificación de la comunicación en las plataformas del social media, para lo cual y con el ánimo de aportar despertadores digitales les expreso algunas de ellas:

1. Empezar a sembrar antes que tengas la semilla.

Simplemente, no esperes a tener todo o que tu idea esté activa. Empezá a construir tu social media agropecuario. La presencia de tu marca tiene que estar antes, durante y siempre. Genera la comunidad de la actividad que desarrolles cuanto antes, se un constructor de contenidos y conéctate con tu segmento objetivo. 

2. Construir relaciones de peso.

Hay que tratar a los medios de comunicación como si fuesen nuestros proveedores de insumos más importantes. El marketing relacional en las empresas agropecuarias, está encerrado en un cajón o en la vereda de enfrente, siendo nuestro rival imaginario. Es clave desarrollar relaciones antes que un día te despiertes y las necesites. Detecta quienes son influyentes en tu rubro e ir a por ellos.

3. En búsqueda y captura.

Si pensas que edificar puentes relacionales o desarrollar redes no es apropiado por el momento para tu empresa, encontrá la plataforma estratégica más accesible para tocar la puerta de tu público objetivo, estudialo, estructurando una publicidad de forma segmentada con enfoque 360º. Acomódate las orejas para reconocer donde está hablando tu cliente y saber sobre que cuestiones y forma lo expresa.

4. Hola, mi signo es Libra.

Hay que unirse a las conversaciones que se dan en algunas plataformas mediante el uso de herramientas de concentración segmentada del contenido como los hashtags. No te distraigas, porque que estas ahí para generar imagen positiva de marca.

No te dejes guiar por la multitud, tu cliente puede estar en un nicho de red diferente a los demás. Identifícalo y conversa con él.

Como regla general, se puede manifestar que un alto porcentaje del contenido que se difunde e intercambia en las redes debe ser para compartir con tu segmento y una minoría para lanzar promociones.

Si no hiciste una buena base de contenido antes de emitir tu campaña comercial, la misma no tendrá donde respaldarse. Contenido es credibilidad.

5. Todo tiene un valor.  

Dedicar tiempo en las redes significa, bajos costos. Como el tiempo en el sector agropecuario nunca lo encontramos, es el momento de llamar a un profesional en la materia . Quién gestiona sus redes, gestiona su identidad e imagen de marca. Cuidado!

 

Ing. Agr. Mariano Larrazabal

Manager Bialar

Experto en marketing agropecuario

 

mlarrazabal@bialar.com

 

 

Engagement agropecuario, el compromiso entre la marca y el productor agrícola. Lo que las empresas sueñan de sus clientes. Aquello que hace brillar a cualquier estrategia de marketing, ese fanatismo por una marca y no por otras, que te lleva a debatir, levantar la voz y hasta retirarle el saludo al del campo de al lado.

¿Creamos elementos de fidelidad y motivación para que nuestros clientes protejan, se sientan miembros de la marca, y de esta forma nos referencien a nuevos productores?. Una parte del éxito de tu negocio agropecuario depende de los agricultores recurrentes.

Luego de varias sesiones de consultoría y en diferentes países, quiero compartir con ustedes algunas señales para poder rumearlas, para que juntos repasemos experiencias

 

Hola, ¿cuál es tu nombre? ¿ donde estas ?

Aunque parezca mentira no todos los que están en contacto con los clientes saben su nombre o en qué términos dirigirse a cada uno. Ni hablar de sus preferencias, equipo de fútbol, el entorno donde se mueve, cuáles son sus canales de información o las características sociodemográficas. Todo dato, de cualquier significancia es de utilidad para generar una relación positiva.

El engagement es rival de lo impersonal. Tratemos a los clientes como personas, si como personas, no números o nombre de empresa o con su denominación de factura.

La Personalización, es clave en la estrategia de marketing agropecuario. Seamos abiertos al diálogo.

 

Favorecer la aproximación a la tranquera.

Lo más común que pase es que entremos tocando bocina o con señas de luces, actuando de forma intrusiva y siendo un folleto parlante que repite sin escuchar las mismas 20 palabras que definen lo que uno vende y que terminarán diluyéndose y convirtiéndose en una película de todo lo que queremos ofrecer y no de lo que realmente tenemos.  

Razonemos el saber hacer para que disfruten de nuestra presencia, fomentando el acercamiento, dando motivos a nuestro cliente objetivo que intercambie con las propuestas,  que esté de nuestro lado.

 

Coherencia en la estrategia de comunicación

Debemos trabajar bajo acciones estratégicas planificadas con objetivos medibles y concretos, para exportar la información, analizarla en su conjunto y determinar los resultados logrados.

Siempre tenemos que mantener una coherencia en el mensaje que lanzamos al cliente en los diferentes canales.

Estimada Pymes Agrícola, hay que planificar y coordinar de forma integrada las actividades de marketing. La constancia es sinónimo de  confianza, genera en los clientes la tranquilidad de que tu empresa agropecuaria establece de manera dinámica el compromiso con el cliente. Es una tarea diaria...

 

¿Quién mide y analiza la información generada?

Vivimos en una era que nos permite utilizar la tecnología para conocer en profundidad nuestros datos productivos y comerciales. Lo que escucho, casi siempre, es ... "la info la tenemos" y con eso que hacemos...Tenemos que anticiparnos a los cambios, y dar respuestas acordes y con la rapidez que permita la estructura de empresa.

Es importante tener en cuenta que la relación con nuestro cliente cambia, se modifica, crece o baja, por lo cual si no somos proactivos y trasladamos ese concepto a nuestras acciones podemos mantenernos en una meseta cómoda y de golpe caer.